¡La Complicidad Perfecta¡ ...

Juguetes sexuales. Salud sexual. Sexualidad

La primera vez que entré a una sex shop (ya estaba bastante grandecita) fue para comprar un regalo para una despedida de soltera y al darme una vuelta por toda la tienda, descubrí un mundo de ideas y variantes para mejorar mis encuentros con la pareja de entonces. A partir de ahí, no es que las visite frecuentemente, pero sé que siempre encontraré algo que comprar, algo que me dé una mejor idea de lo que he venido haciendo y que sin duda, será muy divertido.

  • Y entonces me remonto también a toda aquella gente que dice que no ha utilizado juguetes sexuales por “falta de iniciativa” o que “no se ha dado la ocasión”, l@s invito de verdad a visitar una, sol@s o acompañad@s, por su pareja o por algún cómplice, que descubran todas las variantes que pueden tener en sus experiencias. Y que rían también por esa pena socialmente establecida, que dicta que lo que haces o piensas con todas esas opciones, es sucio o pecaminoso. Bueno, pues les comento que realicé un pequeño sondeo y la mayoría (62%) fueron mujeres entre 18 y 40 años, que (afortunadamente) consideran bueno el uso de juguetes sexuales. También me dio gusto saber que ambos géneros hacen uso de ellos, tanto sol@s, como acompañad@s y que, sin problema, han entrado o visitado una sex shop, que es donde prefieren adquirir sus productos, comparado con una tienda on-line o que alguien más se los regale. De igual manera sabemos que los precios dependerán del tipo de artículo que se desee adquirir, pero sin duda alguna, hay de todos los precios y para todos los gustos. Por el otro lado, casi el 30% de los encuestad@s, comentaron que no habían utilizado alguno, dando como razón el hecho de que “no se ha dado la oportunidad”, “que no ha sido necesario”, falta de interés o de plano, no sabían el porqué. Lo cual, también es válido, el uso de juguetes sexuales no debe ser obligatorio ni por buscar algún tipo de aceptación. 


    Entonces, la mayoría coincidimos en que su uso ayuda a conocernos a nosotr@s mism@s y, en consecuencia, poder darles variedad a los encuentros con la o las parejas. También es cierto que, en el camino nos podemos encontrar con parejas que no quieran cooperar, por diferentes razones, pero bueno, ese es tema para otro artículo. Estos juguetes, ayudan también a evitar la monotonía, a usar nuestra capacidad imaginativa o creativa; pueden ser un complemento, es decir, se pueden utilizar o no y que nuestro disfrute sexual no esté condicionado al uso de los mismos. Las relaciones de pareja también se pueden ver fortalecidas, conoces tu cuerpo, conoces el otro cuerpo y la compenetración es más fuerte. 


    Algo que sin duda es importante mencionar y de igual manera me dio gusto leerlo en las respuestas, es el hecho de que pueden contribuir a derrumbar ciertos tabúes relacionados a su uso, como aquellos que dicen que “la gente normal no usa juguetes sexuales”, “sólo son para personas solteras”, “quienes los usan, sufren algún trastorno sexual” o que “las mujeres que usan vibradores, pierden la sensibilidad y se vuelve más difícil hacerlas llegar al orgasmo por otros medios”. Nada de esto es verdad, ¡se los juro!Para finalizar, sí quiero hacer hincapié en los siguientes puntos: 


    • Su uso es totalmente voluntario.
    • Si deseas utilizar alguno con tu pareja, tiene que ser previamente platicado, de mutuo acuerdo.
    • Todos los puntos anteriormente mencionados, aplican para cuando se está solx o acompañad@.
    • Es muy importante que se respete tanto a quienes no deseen utilizarlos como a quienes los disfrutan.
    • No olviden que el cerebro, es EL órgano sexual por excelencia.
    • No nos limitemos al coito, el cuerpo humano es un abanico de posibilidades. 
    • Cada quien es responsable de su cuerpo, su propia satisfacción y disfrute, seamos  responsables.

    La imagen puede contener: texto


     Si tienes alguna duda sobre su uso o funcionamiento, las tiendas tienen personal capacitado para explicarte, o si tus dudas e inquietudes van más allá, consulta a tu sexólog@ de cabecera. 


    Autora: Maria Mendoza 


    Psicóloga y sexóloga. Orgullosa mexicana, mal hablada, feminista, heterosensual y amante de los caninos, de un buen vino tinto, de los chocolates y de los frutos rojos. En la ciudad, prefiero los días fríos o lluviosos. A veces, la “oveja negra” de la familia, pero lo compenso muy bien con mi corazón de cocinera y repostera. Luchadora incansable por la equidad de género y el empoderamiento femenino, creo firmemente que podemos hacer la diferencia por una mejor y plena sexualidad libre de prejuicios.


     Fuente: 

    https://www.facebook.com/notes/sexykinkyshop/juguetes-sexuales/1696187664029134


New

Los Primeros Pasos Para Ser Swinger

Mas info
New

3 Simples Pasos Para Iniciar El Swinger

Mas info
New

¿Qué tiene el mundo swinger que puede ser tan adictivo?

Mas info
New

Guía para la masturbación lesbofeminista

Mas info